domingo, 25 de abril de 2010

Y se hizo la reunión...


Una de las principales sorpresas para algunos que haciendo mal uso de la erudición fueron el sábado a "informar" a los vecinos de Mogotes acerca del plan de las torres fue encontrar que paredes adentro de estas casas bajas y atrasadas vive gente que siente, piensa, ama este lugar que eligió y no se deja engañar. Acaso deberíamos recordar que la democracia consiste en ejecutar lo que el pueblo quiere, en lugar de imponerle planes prefabricados. Si bien contamos con la ausencia de Fernando Rizzi, que de todos modos mandó un emisario, la reunión consistió básicamente en la intervención de Pablo Rescia, del Plan Estratégico, que muy al tanto de la situación, estableció la idea de que "Primero está la idea de urbanización y después el código que la aplica", lo cual si fuera así, nos beneficiaría mucho. Sin duda Rescia se llevó muchas ideas de los vecinos que, si sabe escucharlas, en el Plan Estratégico generarían legislación acerca de qué barrio queremos. El problema es que en el seno del Plan Estratégico están los mismos que ayer apoyaban la construcción de las torres, como Miguel Angel Donsini, cuyo discurso no varió mucho de lo que expresa en una entrevista a un programa radial que reproducimos en este mismo blog (Vean: http://mogoteslibredetorres.blogspot.com/2010/03/rafael-orestes-donsini.html) Pero con su tono campechano eludió algunas respuestas que sin duda conoce. La intervención de Fernando Carobino fue mas bien un reproche al arquitecto Layús, que en este blog escribió sobre los "empredadores inmobiliarios" (http://mogoteslibredetorres.blogspot.com/2010/03/em-predadores-inmobiliarios-por-el-arq.html) y sobre el artículo de este mismo blog sobre las torres y el narcolavado. Parece que nos leen. Sin duda la intervención mas celebrada y acompañadora fue la del Arquitecto Eduardo Layús, que nos incitó a protestar, a hacernos oir. Layús tiene un programa de radio en FM de la Azotea acerca de estos temas, de los que se encarga hace 18 años. Mi participación fue en el mejor de los casos desafortunada porque me desbordó el apoyo de algunos vecinos ante los cuales me vi con mucho menos autoridad para hablar. Tal vez lo mio sea escribir. Disculpen si no recuerdo algunos nombres, pero el señor que hizo la comparación con Botnia, o la señora que compró un departamento pensando que se iba a morir mirando el mar, o la señora a la que al lado le hicieron ese esperpento en la calle Colombres y tantos otros. ¿Cómo no conmoverse? ¿qué iba a decir yo que no supieran ustedes? Y muchas gracias a Carlos Carricart, de los vecinos de Alem, por sus certeras palabras. Carlos vino simplemente a apoyarnos. Se tomó un rato para traernos su experiencia en el tema, que es mucha. Vean la página de la Asociación Vecinal Alem Playa Grande, que allí hay mucha información y conviene estar en contacto con ellos por si también necesitan apoyo: http://www.vecinosplayagrande.com.ar/ La reunión quedó en generar una instancia de reuniones con el Plan Estratégico, e iremos convocando desde aquí e informando. Y consultándolos. Este es un espacio abierto, que no suenen sólo algunas voces. El mail del blog es alerta.mogotes@gmail.com. O si no, se pueden dejar comentarios en cada entrada. Y muchas gracias a tantos vecinos mas que iré agregando a medida que me acuerde. A Unidos por el Sur, el periódico El Comercial, a Miguel Angel Schettino y tantos otros. Gracias por estar y dar su aporte.

4 comentarios:

Javier Salinas dijo...

Jorge:
Quiero hacerte llegar en este mensaje mi felicitación por el trabajo que has realizado desde este blog y las disculpas por no haber estado presente.
Si bien yo tampoco hubiera estado a la altura de las circunstancias, ya que el tema no es de los que yo puda llegar a decir que domino, la realidad es que como cualquier vecino debo estar apoyando a quienes quieren decidir que es lo que quieren para su barrio.
La convocatoria, por desgracia para mi, coincidió con la realización del Festival de Instalación de Software Libre, y por eso es que no me hice presente en Mogotes.
Un abrazo y todo mi apoyo para esta iniciativa de hacer el Mogotes que sus habitantes desean y no el que los mercaderes quieren inventar.

Alerta Mogotes dijo...

Javier: tu ausencia fue mas bien una omnnipresencia, porque entre la gente de la sociedad de fomento, o el arquitecto Layus y yo, te mencionamos varias veces. Y que vos me felicites, es ya un premio. Gracias por acompañar.

Guillermo Luis de Diego dijo...

Sobre las torres en Mogotes
No es honesto atraer inversiones a una ciudad sin asegurar cierta infraestructura básica e indispensable, de otra manera, el progreso de unos será posible solamente en detrimento de otros.

Las expectativas dirigenciales que refleja la prensa local se ven como expresiones de deseo y parecen ser de corte voluntarista, dejando sin analizar cuestiones clave para el desarrollo y cifrando esperanzas en cuestiones ficticias como una “modificación del COT” (sic) para el posible desarrollo de la ciudad.

Evidentemente, primero se debe diseñar la ciudad del futuro y se deben planificar y construir mediante obra pública las condiciones necesarias para el desarrollo, y solo después es esperable pensar que los inversores tengan seguridad para desarrollar sus negocios.

Este punto es muy importante.

La manera de abordar estos temas desde las políticas públicas, especialmente las municipales, nos definiría perfectamente el grupo de ciudades al que pertenecemos, las que hacen las cosas mal o las que adoptan buenas prácticas.

El dilema es entre la ciudad explotadora y la ciudad del desarrollo.

El paradigma que recae sobre los recursos naturales, los cuales deben ser “explotados” para el progreso, no cabe aplicarse a una ciudad.

En cierta medida porque la ciudad es la construcción colectiva por excelencia lo que supone a ésta propiedad de todos, entonces una ciudad no puede ni debe ser explotada.

Además, es muy importante reconocer y proteger nuestros valores identitarios y ambientales, porque se corre el peligro de hacer que desaparezcan las causas por las cuales somos una ciudad elegida para vivir, para visitar y para desarrollar inversiones.

Es un problema no ser concientes de esta cuestión, sobre todo en los dirigentes, de la esfera pública o privada, que confunden desarrollo con explotación, y no comprenden que los valores deben ser preservados.

Habría que desconfiar de los que no manejan estos conceptos, porque significa que no los tienen en cuenta.

Guillermo dijo...

Jorge : Ante todo deseo felicitarte por el trabajo que has encarado, defendiendo y difundiendo la voz de los Vecinos. Por lo observado en un matutino local y en un espacio televisivo de la Ciudad de Buenos Aires, tuvo su repercusion, lo cual es todo un logro.Carlos Carricart me informo ( lamentablemente estoy a muchos kilometros de distancia y no pude asistir) sobre lo tratado en la reunion.

Uno de los comentarios que me llamo poderosamente la atencion fue el vertido por la Sra. que expreso :..."compre un departamento pensando que me iba a morir mirando al mar"... Automaticamente me trajo a la memoria los innumerables testimonios que recogimos los Vecinos de Playa Grande en mas de 14 anos de lucha, como : ..."en mi casa nacieron mis hijos: yo no me quiero ir"... .."quiero pisar la tierra de mi jardin y no una losa de hierro y cemento"... ..."porque no se VAN ELLOS"... ..."gusto de tener mi perro en casa"... ..."no me agrada tener que anotarme en una lista para uso del quincho si quiero hacer un asado".... Comentarios simples, humanos, cotidianos, ante los cuales quienes propician el falso "Progreso" solo exhiben una sonrisa socarrona.
Esos valores son mucho mas importantes que los montos de facturacion de las empresas constructoras y que las comisiones que la venta de la "mercaderia" ( como gustan llamar los operadores inmobiliarios ) generan.
El Vecino es ingenuo. TIENE que ser ingenuo. La vida de todos nosotros conlleva una serie de factores, complicados de por si en estos tiempos, que nos ocupa en lo cotidiano y no deberiamos estar lidiando con Concejales, Funcionarios, Constructores, Sindicalistas, Comerciantes que solo buscan lucro y beneficios personales.
Nuestros Barrios son las extensiones de nuestros hogares. Hay que defenderlos, no hay que dejarse avasallar, no hay que entregar el suelo, donde se asienta el tejido Social a grupos o personas que solo desean modificarlo para generar negocios. Bastante lugar tienen para desarrollarse ! Que busquen los sitios, que financien los servicios, que generen la infraestructura, pero que no degraden aun mas los barrios, modificandolos y multiplicando la densidad poblacional.
Y te dejo una reflexion : hoy, el Concejal Monti presento una idea respecto a revisar los Decretos generados durante la Dictadura Militar. En nuestro Barrio, Playa Grande, los cambios que devinieron en el esperpento urbanistico, ambiental y social que se observa en el presente, se iniciaron justamente en los anos oscuros del Proceso: no funcionaba el Concejo, no habia voces en contrario, nadie escuchaba otra opinion que la de los mandones de turno. Y asi fue...
Hoy la situacion es distinta. Los Vecinos somos muchisimos mas, solo nos falta unirnos y hacer saber a los Funcionarios que SU DEBER es escuchar y proteger al Vecino, a sus deseos, y no a los grupos de presion.
En estos tiempos podemos hacerlo. Hay una serie de mecanismos ( el Estado de Derecho tiene que garantizar su aplicacion) que obligatoriamente deben ser cumplidos antes de pensar siquiera en plantear una modificacion.
Un abrazo

Guillermo